Tres partidos de Liga Argentina

En una nueva jornada de Liga Argentina Gimnasia LP y Oberá ganaron como local mientras que Ciclista hizo lo propio en la ruta.

Gimnasia LP 96-89 La Unión

Consciente de su dura derrota apenas una noche atrás, La Unión salió a jugar con fortaleza anímica y física. Y por eso planteó un partido de mucho roce físico, de defensa apremiante y de ataque lo más rápido posible. Por el contrario, Gimnasia arrancó sin buenas decisiones en ataque y eso derivó en un comienzo muy impreciso de ambos equipos. El local apareció muy trabado en ataque y La Unión contó con muchas chances de segunda y tercera opción tras lanzamientos fallados. Por eso no extrañó el 7 a 0 parcial para la visita.

Adriani movió rápidamente el banco para tratar de encontrar algo de claridad ante la buena defensa de los visitantes que llevaron el partido al terreno que más les convenía. Y ante un ataque en el que no salía nada, Wilkerson halló en el poste bajo algo que Gimnasia no lograba generar por otra vía. Y el partido se hizo de ida y vuelta, con más imprecisiones que otra cosa. Hasta que Gimnasia mostró algunos de sus recursos y restando 3.06 para el cierre del primer cuarto, el Lobo pasó al frente por primera vez en la noche: 9-8.

Y allí se desató una racha tremenda de los locales que, con las penetraciones de La Bella y algo de la paciencia no demostrada hasta entonces, enarboló un parcial de 17-1 para quedarse con el control del juego. Y se fue dominante en el primer parcial a partir de su defensa.

Pero se trabó Gimnasia en el arranque del segundo cuarto, ya no tuvo fluidez, no aparecieron los lanzamientos externos, Wilkerson se fue al banco cansado por la defensa sobre Fahnbulleh, el interno visitante de gran pasaje en el juego, y sus posesiones largas terminaron sin resolución, generando lanzamientos forzados y errados. Y La Unión se fue animando en ataque a partir de su pívot y se puso en juego primero, pasó al frente después, y cerró el segundo parcial con autoridad.

El Lobo siguió trabado, enroscado en un par de fallos que lo disgustó y llegando al cesto apenas por arrestos individuales. Los entrerrianos, por el contrario, se empezaron a sentir cómodos. Marcaron al límite de la falta y Gimnasia lo sufrió. Por eso, el local pasó de dominador a dominado y su rival se empezó a ilusionar con que el viaje a La Plata no sería en vano.

Una antideportiva y dos técnicos al entrenador visitante en un par de segundos lo motivaron a Gimnasia en el arranque del tercero. Puso cuatro puntos seguidos y se encendió La Bella con otros cuatro puntos consecutivos y una asistencia para la corrida de Nazione. Y de golpe, el local tomaba otra vez el control del juego con un público que ahora empezaba a jugar también su partido.

Pero volvió a enredarse Gimnasia en su propio juego, perdió claridad y paciencia en campo rival y La Unión tuvo lanzamientos cómodos y eficaces y jugó con la tranquilidad de quien no tenía nada por perder. Y así el partido cambió de manos en un abrir y cerrar de ojos. Y fue el visitante el que mostró su mejor versión ante un Lobo desconcertado. El 56-48 del final del parcial dejó en claro quién jugaba mejor y quién peor en ese momento.

Y cuando la visita había hecho todo para poner el partido en el bolso y llevárselo para Entre Ríos, con un juego sobrio y efectivo para sacar 12 (62-50), el Lobo salió del letargo, metió un par de corridas y un triple de Rodríguez Barrionuevo puso el juego en un marco de paridad otra vez. La Unión se sostuvo con un par de lanzamientos de Mendoza y lo que Fahnbulleh se ganaba debajo del tablero hasta que otro triple de Barrionuevo y una corrida de La Bella pusieron todo 71-71. Faltaban dos minutos.

El final fue tenso y con esa dosis de drama que tienen los cierres en el básquet. Crotti perdió un libre tras un doble, La Bella marró dos disparos desde la línea y cuando se iba Fraga para tratar de ganar el partido, se le escapó la pelota. La Bella tuvo la victoria en el último lanzamiento y tampoco pudo Nazione en el rebote. 75 a 75, suplementario y más suspenso.

Todo fue mucho más tenso aún en el período de prórroga. Gimnasia no tuvo nunca el control del juego y La Unión dominó con un par de lanzamientos largos. Pero se quedó sin autoridad para liquidarlo y Sesto puso la paridad en 85. Barrionuevo tuvo dos libres para ganarlo y desperdició ambos. Otra prórroga y más incertidumbre.

Y fue palo y palo. La Unión sintió el esfuerzo y perdió a otro de sus hombres claves como Mendoza. Y se quedó sin vía de gol clara. Pero vendió caro su viaje a La Plata yendo al frente con lo que tenía y como podía. Enmarañó a Gimnasia y puso suspenso al final. Un triple sobre la chicharra de La Bella y una conversión de Nazione pusieron el triunfo en manos de Gimnasia que lo liquidó con una corajeada de Sesto. Triunfo vital y festejado de Gimnasia que blindó el Polideportivo y se afirma entre los mejores.

Informe: Prensa Gimnasia


Rocamora 66-80 Ciclista

Redondeando una muy floja performance colectiva Tomás de Rocamora perdió este lunes 66-80 frente a Ciclista Juninense en un partido que le fue esquivo apenas superado el salto inicial. El Rojo cometió muchos errores ante un rival que no  lo perdonó y que tuvo en sus dos extranjeros, Rodrigo Goncalves Da Souza y Karel Guzmán Abreu a las figuras de la noche. El primero terminó con 31 puntos y 13 rebotes, y el segundo con 18 tantos y 7 asistencias. En el local sobresalió otra vez la labor de Martín Gandoy, con 25 puntos.

Fue sin dudas el partido más flojo de Rocamora en lo que va de temporada. 11 segundos de rodar la pelota y Guzmán metió un triple, fue el primer sopapo que recibió Rocamora y del cual pareció no recuperarse. Ciclista fue duro y efectivo de entrada, primero sacó 8, después 10 y enseguida 12 ante un local con nada de efectividad. Un aislado triple de Pancho Pag cortó la sequía pero en medio de esa tónica la visita se llevó el parcial 9-22.

En el segundo tramo la cosa no mejoró para el Rojo, le pitaron una antideportiva a Gandoy tras una volcada de Guzmán y el equipo siguió perdido. Después que el partido quedara 11-31 recién Rocamora reaccionó tras un triple de Lozano, metió un parcial 11-0 a puro contagio y obligó a Tasso a pedir minuto (22-31). Después hubo otro mal cierre tras una bomba de Paciotti y el Pedalero se fue al descanso 26-41 adelante.

Rocamora iba a tener que cambiar mucho para dar vuelta la historia, y no lo logró de entrada. Quedó 21 puntos atrás y desde ahí empezó el repertorio de Martín Gandoy para mantener con vida al equipo. El 10 se calzó las ofensivas al hombro, clavó dos triples, penetró hasta el gol y de repente el partido estaba 45-57. Nuevamente Tasso enfrió las aguas con otro minuto, el parcial quedó igualado y Ciclista mantuvo la diferencia (50-65).

El cuesta arriba fue imposible de remontar para el Rojo en el cuarto final. Ciclista tuvo a un Goncalves Da Souza intratable y dentro de un clima ya caliente los visitantes aprovecharon todo para ir asegurando el triunfo. Nada para decir del resultado final ya que todas las preocupaciones quedaron para el dueño de casa. Una tremenda mala noche que habrá que dejar atrás para pensar en lo que viene. El lunes será el turno de recibir a Gimnasia.

Informe: Prensa Rocamora


Oberá 85-66 Independiente

Con un Cris Hooper intratable, figura de la noche, y con el retorno de su hijo pródigo, José Manuel Fabio, Oberá Tenis Club volvió a la senda del triunfo en la presente Liga Argentina al superar con total comodidad a Independiente de Santiago del Estero por 85 a 66.

En el marco de una nueva de fecha de la Conferencia Norte, que tuvo como epicentro el Polideportivo Municipal y Universitario de Eldorado, el Celeste fue contundente de principio a fin y sumó un nuevo éxito en casa -el tercero al hilo-, recuperándose de esta manera de los traspiés sufridos en Resistencia la semana pasada.

OTC sometió a un asedio a Independiente desde el principio del juego, mostrando a un Hooper incontrolable en la pintura. El foráneo le ganó el duelo a Bakari Copeland y fue la principal carta de gol. Fernando Calvi, que sigue sumando minutos tras haberse recuperado de su lesión, y Mauricio Corzo también fueron determinantes, pero desde el perímetro. El primer cuarto se bajó con el tanteador 24 a 12 para el local.

En los segundos diez minutos, OTC apostó más que nada a la defensa y supo cómo controlar a Alejandro Reinick y Alejandro Spalla. En ataque siguió inspirado Hooper, quien contagiaba a todos. Dicho cuarto se cerró 15 iguales y al descanso largo los misioneros se fueron ganando por 39 a 27.

En la reanudación del juego, y con Sebastián Torre moviendo constantemente el equipo, el goleo del Celeste se hizo más repartido, tomando protagonismo Lucas Gornatti y Mauricio Corzo. Por el lado de los santiagueños no hubo respuesta alguna, amén de los arrestos individuales de Willie Readus y Copeland.

Con una importante ventaja, pero sin dejar de lastimar a su rival, principalmente con Hooper, Torre aprovechó para rotar el equipo y encontró en Lisandro Gómez Quinteros otra buena carta de gol. El extranjero de OTC logró sumar 25 puntos, y 6 bloqueos.

Si bien la visita ganó el último segmento 20 a 19, la fiesta fue Celeste. Por la vuelta al triunfo y por el regreso del ídolo máximo: el “José” Fabio, que pudo tener sus primeros minutos con la casaca de sus amores. Llegará próximamente el turno de jugar finalmente en su casa, donde tendrá dos encuentros consecutivos.

Informe: Prensa Oberá

LNB -
Arbitros:
Parciales:
Estadio:
Observaciones: