Cuatro triunfos locales y un visitante

En una nueva velada de Liga Argentina Rivadavia, Hindú, San Isidro y Estudiantes se quedaron con el triunfo en condición de local mientras que Echagüe fue el único que ganó en la ruta.

Rivadavia 76-58 Deportivo Viedma

Rivadavia Básquet recuperó la confianza y volvió al triunfo en su estadio. Los dirigidos por Fernando Minelli jugaron el mejor partido de la temporada, dominando de principio a fin a un rival que lo había vencido en los dos duelos anteriores.

Desde el primer cuarto la premisa Naranja estuvo en la defensa. Trejo y Welton armaron un verdadero muro en la zona pintada, mientras que Lazcano desde el banco aportó varias tapas. Deportivo Viedma no conseguía tener un juego fluido y finalizaba cada ataque con tiros incómodos.

Rivadavia supo correr la cancha en el segundo cuarto y fue encontrando espacios en la defensa visitante. Bien Grenni en la conducción de cada ataque, alternando el manejo de la bola con Llaver y Mosconi. Así los mendocinos se iban al descanso con una ventaja inmejorable: 50-23.

Deportivo Viedma salió al tercer cuarto a presionar más fuerte la salida del local y por momentos logró que el Naranja cayera en la trampa. Sin embargo, en ofensiva, otra vez Rivadavia fue contundente en su transición y empezaba a festejar un triunfo más que importante.

Los diez minutos finales prácticamente estuvieron de más. Sirvió para que Fernando Minelli les diera a los juveniles de la cantera (Guido Francese y Marcos Caparrós), la posibilidad de mostrarse ante su gente y cerrar un domingo inolvidable. Ahora Rivadavia tendrá algunos días de descanso. Su próximo juego será el 19 de febrero ante Gimnasia de La Plata.

Informe: Prensa Rivadavia


Talleres 81-84 Echagüe

El León no tuvo su mejor juego en el inicio del encuentro. Si bien arrancó con un parcial de 5-0, después se quedó y fue allí donde Echagüe supo aprovechar los espacios que dejaban los locales, para convertir, en casi todo sus tiros, desde la zona pintada. Talleres estuvo muy impreciso y cometió errores defensivos, lo que le dio la oportunidad a los visitantes para aumentar la ventaja e irse arriba por 16-25.
 
En el segundo cuarto, las cosas marcharon un poco más parejo. Los de Paraná, de la mano del americano Cornley y de Ruiz Moreno, supo extender la ventaja. Pero promediando la mitad de los 10 minutos, el León, con varias recuperaciones en la zona defensiva, sacó provecho de eso y fue al frente, hasta achicar a una unidad la diferencia. Pero en el cierre, con algunas faltas, Echagüe se fue arriba por 40-44.
 
El segundo tiempo fue de lo más parejo del encuentro. En el arranque del tercer cuarto, las faltas y el juego friccionado, fue lo más visto, ya que el goleo bajó mucho y ninguno llegaba a los aros rivales. Cuando el Aurinegro quería achicar la diferencia, los de Paraná estuvieron certeros en sus tiros y lo mantuvieron por todo el tercer cuarto, por eso, se fueron con la ventaja de +4, como casi todo el cuarto, por un 58-62.
En los últimos 10 minutos, Talleres fue con todo en busca de dar vuelta el marcador, si bien se puso a un punto en varias situaciones, las imprecisiones en la parte final del juego, hicieron que no pueda llegar a su objetivo. En un último cuarto, donde se jugó mucho con las faltas de libres, Echagüe fue el más efectivo y se quedó con un ajustado triunfo en Tafí Viejo por 81-84.
 
Derrota con sabor amarga para el León, que sabe que no puede perder puntos de local, pero todo lo contrario para la visita, que cortó su mala racha fuera de Paraná. El próximo sábado, en el Dionisio Muruaga, se jugará un nuevo clásico tucumano entre Asociación Mitre y el León.
 
Informe: Prensa Talleres

Al local le costó encontrar el juego en el primer tiempo, en el que perdió varias pelotas en las ofensivas, y no podía encestar de tres puntos, pese a los varios intentos en tiros perimetrales. Independiente, por su parte, demostró una mejor efectividad en los tiros fuera del área, que le dieron la ventaja sobre San Isidro al finalizar la primera parte. Los equipos se fueron al descanso con un liderazgo de la visita por 39 a 31.

La segunda mitad fue de San Isidro, más despabilado, más aceitado en el manejo de la pelota, más agresivo en los contraataques, más sólido en la defensa, y más acertado en los tiros de tres puntos. La clave estuvo en el parcial de 34–19 con el que cerró el 3er cuarto, demostración del juego que desplegó el local sobre la cancha, para quedarse con una nueva victoria en condición de local, por 85 a 75.

San Isidro, que estira a 13 la cantidad de partidos ganados en casa, recibirá este martes a Unión de Santa Fe, en una nueva fecha por la Conferencia Norte, para finalizar de esta manera la seguidilla de tres encuentros disputados en el estadio Severo Robledo.

Informe: Prensa San Isidro


Desde el inicio los de Rovner salieron a imponer su juego, mucho más concentrados que el adversario y con jugadores rindiendo a pleno para sacar de entrada un 20-7 que a la visita le costó remontar mostrando solo algunas apariciones de Hooper. Por ese entonces Jones y Fernández comenzaron a insinuar lo que serían en el resto del partido y el primer cuarto fue netamente favorable a Hindú.

En el segundo los dos técnicos recurrieron a su banca y en el “Bólido Verde” volvieron a ser importantes los aporte de Romero, Vieta, Reinaudi y Morales para que los locales se alejen a 16 (32-16 con 7’ por jugar). Pero la reacción de Oberá llegó de la mano de Rupil-Corzo y aprovechando que el adversario había caído en un pozo, achicaron solo a 4 al final del segundo capítulo.

Del descanso largo Hindú volvió dispuesto a finiquitar la cosa y con  una gran muestra de carácter en cada bola jugada, volvió a ensanchar la grieta a su favor, ahora con una ráfaga importantísima de Moya bien acompañado por Coronel, Jones y Cequeira. En medio de ese vendaval que fue Hindú, convirtiendo desde todos los sectores, recuperando rápidamente y corriendo la cancha, las diferencias se fueron acrecentando ante un adversario que sorprendido, se quedó sin respuestas y solo convirtió 8 puntos en el cuarto y a través de arrestos individuales.

Las distancias eran cada vez mayores en el último cuarto hasta transformarse en abismales y allí logró la máxima de 36 (96-60) ante un rival que se quedó sin nafta. En definitiva fue una justa e inobjetable victoria de Hindú que volvió a festejar en casa y se mantiene firme en la punta, ante un OTC que mostró muy poco en su visita a Resistencia. Ahora el Verde Chaqueño tendrá unos días de descanso porque el próximo domingo ambos rivales volverán  a verse las caras en Oberá.

Informe: Prensa Hindú


Estudiantes 101-79 Ciclista

Estudiantes venció a Ciclista por 101 a 89 en su estadio. En los primeros cinco minutos del partido quedó sentenciado el rumbo del mismo. Porque Estudiantes metió un parcial de 14 a 0 y a partir de ese momento lo que pasara con el juego iba a ser por las acciones y las decisiones que tomara el local. La ventaja le permitió al Albinegro tener el control del juego rápidamente y regular energías.

Si bien convirtió 89 puntos, el elenco visitante nunca puso en duda el triunfo albinegro. El Bata cada vez que se lo propuso o que se sintió atacado supo apagar los intentos del equipo juninense.

El equipo de Juan Siemienczuk volvió a ganar y a superar  la barrera de los 100 puntos en el Maxi. Ahora se vienen dos partidos de local – Parque Sur y Petrolero – que serán vitales para la pelea por uno de los cuatro primeros lugares de la Conferencia Sur.

Informe: Prensa Estudiantes

 

 

LNB -
Arbitros:
Parciales:
Estadio:
Observaciones: