Cuatro triunfos locales en la Liga Argentina

En una nueva jornada de Liga Argentina ganaron Rocamora, Deportivo Viedma, Villa San Martín e Independiente todos en condición de local.

Rocamora 83-74 Villa Mitre

Después de una gestación de seis partidos Tomás de Rocamora le dio vida este viernes a su primer triunfo en la Liga Argentina de Básquet tras ganarle 83-74 a Villa Mitre de Buenos Aires en un partido muy parejo y que fue ajustado más allá del resultado final. Esta vez se dio lo que no se pudo antes y con un mejor cierre el Rojo alcanzó esta primera alegría. Joaquín Deck fue la figura de la cancha con una planilla en la que totalizó 24 puntos y 11 rebotes.

Y el partido puede compararse con un alumbramiento porque antes hubo un parto. Nunca le calzó cómodo al equipo de Juan Varas este juego. A pesar de un buen comienzo con un goleo más que interesante de Keenan Peterson en la pintura Villa Mitre lo complicó con los triples de Portillo, Ibarra y Flores. Fue bueno también lo de Joaquín Deck en el roce pero no alcanzó y la visita se llevó el primer parcial 24-28.

Cocha inició el segundo cuarto con otra bomba y Villa Mitre se alejó por 7. Varas tuvo que acomodar un poco las piezas y encontró en Galo Impini a un elemento clave para sumar. El alero U23 del Rojo clavó dos triples oportunos que contagiaron al equipo, Deck y Lozano se sumaron a esta intención de anotar desde afuera de los 6.75 y así el local logró una pequeña luz. No fue mucho, Villa Mitre siempre se mantuvo cerca (46-41).

Cuando volvieron a jugar Villa Mitre metió un parcial 6-0 y pasó al frente. Rocamora contestó con algunas apariciones de Gandoy y los primeros puntos de Semiglia en la noche. Más tarde llegaron triples de Flores y Cocha, se alejó la visita por cuatro aunque el reingreso de Deck le devolvió paridad al trámite. Cerca del final del cuarto un triple de Semiglia le reconectó el oxígeno al Rojo aunque nada estaba dicho (66-64).

En el cuarto final los dos cometieron varios errores en ofensiva y les costó anotar. El tablero se movió poco y justo a la mitad Villa Mitre estaba arriba por un simple. Y fue con un triple de Flores lanzado con una mano. Pero de ahí en adelante las apariciones de Deck fueron determinantes. Todo se hizo muy parejo, Rocamora arriba no se pudo alejar porque Jovanovich falló dos libres y enseguida Lozano anotó 1-2 de dos.

Todo hasta que llegó un triple desde el costado de Marcos Jovanovich quien hasta antes del juego había estado en duda por una contractura. El bombazo del grandote sacudió el estadio y el festejo se escuchó en varias cuadras a la redonda. Eso le bajó la cortina al partido porque Villa Mitre quedó aturdido, no pudo convertir en medio de tanta desesperación y Deck lo terminó de sepultar con un doble para ponerle un moño a su tremenda noche.

Informe: Prensa Rocamora


Deportivo Viedma 79-74 Estudiantes

En el conjunto dirigido por José Luis Pisani no pudo jugar el capitán Pedro Franco, quien continúa afectado por una lesión en la rodilla. Se destacaron las acciones de Nate Carter con 19 puntos, Federico Mariani con 15 (​vital en la remontada) y Alexis Knecht con 12.
 
El Depo arrancó el partido muy errático. Con 7 minutos jugados el local perdía 11-4 y solo había convertido un tiro de campo. El visitante se apoyó en los triples de Santiago Arese y  Christian Schoppler. Pisani se vio obligado a rotar y puso a Alexis Knecht, que clavó cinco puntos en pocos segundos y le dio un respiro. La visita se fue al descanso 18-11.
 
El segundo período no pudo arrancar mejor para el visitante. Arese, Joaquín Gamazo y Agustín Brocal metieron un parcial de 6-0, con un gran trabajo de Patricio Rodríguez marcando el ritmo y distribuyendo el balón. La aparición de los extranjeros le dio un atisbo de esperanza al Depo y obligó al DT visitante, Álvaro Castiñeira, a pedir minuto. Estudiantes se ordenó, metió otro parcial de 6-0 (dobles de Montes, Gamazo y Brocal) y sentenció la primera mitad con tres bombas tremendas. Se fue arriba 43-29.
Tras el descanso largo, Estudiantes salió dispuesto a liquidar el pleito. Con dos triples tremendos de Schoppler y Montes (19 puntos, 4/7 en triples) y una serie de conversiones, logró la máxima de 19 puntos (53-34). Pero el Depo no se rindió nunca. Nate Carter y Knecht, que se fue por cinco faltas, aportaron los puntos del periodo.
 
El último cuarto fue otra historia. Se abrió el aro para el Depo, que arrancó con un parcial de 13-0 (8 de Mariani y 5 de Tabieres) para ponerse a solo 4 de distancia. Castiñeira se vio obligado a pedir minuto, pero de poco sirvió. La remontada del local continuó hasta dar vuelta el tanteador (65-64, con una conversión de Carter) y estirar la brecha a 5 (72-67).
 
Desde allí, el Depo manejó el balón, jugó con el reloj y fue efectivo en los simples. Estudiantes se acercó con un triple de Rodríguez, pero en los últimos segundos perdió la pelota y desató el festejo en el Cayetano Arias.
 
Ahora el conjunto viedmense se prepara para el clásico de la Comarca. El jueves 16 recibirá a Atenas de Carmen de Patagones a las 21, en un partido que será televisado por DeporTV.
Informe: Prensa Deportivo Viedma

Los primeros minutos del clásico fueron muy favorables para Villa San Martín, donde la efectividad de la dupla extranjera Travis Hammonds/ Paul Larsen estaba muy bien y además Martín Cabrera junto a Agustín Carnovale daban un comienzo prácticamente perfecto para los locales (14–2). Por el lado de Hindú, las acciones o la mayoría de los ataques solamente pasaban por Kenneth Jones y Pablo Moya, luego se fue acomodando con Pablo Fernández, y así medianamente equiparó las acciones. En los últimos instantes, Villa San Martín tómo otra vez la iniciativa, esta vez con Alejo Toledo y Agustín Carnovale para ir al descanso con ventaja de 23 a 14.

El segundo período fue muy intenso, en el cual ambos no regalaban nada pero si tenían algunas armas: por el lado de los locales, Paul Larsen volvía a complicar en la zona pintada, mientras que el juego de Hindú se depositaba la mayoría de las veces en Cristian “Kily” Romero que con su calidad intacta mantenía a su equipo en juego (28–20). El cierre del periodo fue más que positivo para Villa San Martín, donde la efectividad de Travis Hammonds dijo presente para ir a descanso largo con ventaja de 37 a 26.

En el tercer cuarto, Villa San Martín con Alejo Toledo y Paul Larsen, estiró un poco más la diferencia (43–30). En tanto que Hindú mostraba acciones positivas en las manos de Pablo Fernández para mantenerse en partido. A medida que pasaba el tiempo, el juego fue entrando en un bache, donde las malas decisiones por parte de ambos era una constante, aunque dentro de todo este desorden y cerca del final, la visita pudo reponerse más rápido que el rival y sacó a la luz nuevamente a Pablo Fernández, Cristian Romero y la dinámica de Favio Vieta para acercarse en gran manera el tanteador (50–45). Había mucho por jugar, de eso no había dudas, sin embargo el cierre tuvo un triple más que importante y capitalizado por Alejo Toledo para ir al último periodo con ventaja de 53 a 45.

El último chico dejó bien en claro el por qué representan el clásico de Resistencia y en este contexto cada balón era disputado como el último. Hindú con Fernández, más la calidad de Jones ajustó el resultado (57–52). Villa San Martín lo que mejor hizo es no desesperarse y de a poco fue teniendo apariciones más que importantes, No había nada definido y las diferencias volvían a ser de 1 o 2 puntos. El partido se jugaba dentro y fuera de la cancha.

Ya en los últimos minutos Bernardo Ossela, por Villa San Martín, clavó un triple que fue el pasaje a un nuevo triunfo. Luego de esto Hindú buscó todas las formas ya cuando restaban segundos para el final, pero Villa San Martín mostró un carácter ejemplar para saber cerrar un juego ante un gran equipo y más aún, su clásico rival. El resultado final fue a favor de Villa San Martín por 80 a 75.

Informe: Prensa Villa San Martín


Independiente 81-74 Mitre

El arranque del juego fue lento. La visita intentaba jugar pelotas internas a Scott y la primera ventaja era para Mitre; a partir del minuto 3 la defensa del equipo santiagueño mejoró y la dupla de extranjeros comenzó a funcionar con Readus dueño de la pintura y Copeland metiendo puntos y bajando rebotes para poder correr, el 17 a 6 a dos minutos para terminar marcaban una buena diferencia para el local; se apuró en la últimas ofensivas y dejó a su rival achicar la brecha y terminar ganando por 7 de diferencia. Final del primer cuarto Independiente 17 – Mitre 10.

En el segundo chico arrancó mejor Independiente de la mano de Alejandro Spalla con 5 puntos y sacó diferencia de diez con 6.34 por jugar, Readus sumaba y la buena defensa le permitía correr con Spalla y sacar la máxima de 14 puntos con 4 50 para que termine el primer tiempo. Los últimos volvió a fallar el local en el cierre y esto fue aprovechado por Giordana con un triple sobre la chicharra. Final del primer tiempo Independiente 40 – Asociación Mitre 29.

El tercer capítulo, con el buen trabajo en la base de Guillermo Aliende, las ofensivas del local crecían y sacaba una luz de 15 puntos con 5 minutos por jugar. A partir de ahí hubo balones perdidos y aprovechó el equipo de Trezza para descontar de la mano de Matías Martínez con 5 puntos y achicar la diferencia a 6 con 3.45 para que termine el cuarto, reaccionó el local con puntos del experimentado Federico Mansilla y se acomodó de nuevo en el marcador. Final del tercero Independiente 57 – Mitre 46.

El último cuarto volvía a manejar el tanteador el local y estiraba la ventaja nuevamente a 14 puntos. Los minutos finales el equipo tucumano intentaba torcer la historia y descontaba a 9 puntos con 3.56 para que termine el juego. El final llegó con un sólido Independiente que fue edificando su primera victoria ante su gente por 81 a 74.

Informe: Prensa Independiente

LNB -
Arbitros:
Parciales:
Estadio:
Observaciones: